Publicado el

Cómo elegir una bomba de agua o electrobomba?

¿Qué bomba necesita esta instalación?

Una simple pregunta difícil de contestar si no se conocen los elementos necesarios. Con esta guía, SECURITEC facilita los pasos a seguir y los puntos a conocer para determinar la bomba que mejor se adapta en una instalación doméstica concreta.

Se trata de una generalización a la realidad de cada instalación pero que permite realizar unos cálculos aproximativos, totalmente fiables y exentos de dificultades matemáticas, con unas metodologías sencillas y amenas.

Ante todo, es indispensable realizarse las siguientes preguntas:

1.

¿Que líquido se debe bombear?
¿De donde procede el líquido a bombear? ¿Qué rendimiento debe tener la bomba? ¿En que aplicación se utilizará la bomba?

Una vez formuladas y contestadas estas preguntas, se puede determinar fácilmente la bomba que necesita la instalación.

¿Qué líquido se debe bombear?

Los líquidos que pueden bombear las bombas se pueden separar en dos grandes grupos: aguas limpias y aguas sucias.
Las aguas limpias: comprenden todas las aguas claras, desde agua para consumo doméstico, agua de mar o aguas tratadas con cloro, ozono u otros líquidos.

Las aguas usadas o cargadas: procedentes de un WC o una fosa séptica, que contienen partículas en suspensión, o bien las aguas de infiltración o estancadas que no pueden reutilizarse se clasifican como aguas sucias.

¿De donde procede el líquido a bombear?

La instalación a realizar depende del emplazamiento del líquido. Si el líquido procede de un pozo, deberá considerar una bomba sumergible el diámetro de la cual dependerá del diámetro del pozo.
Si procede de un depósito, lago, río o acequia debe considerar una bomba de superficie.

Existen dos tipos de instalaciones con bombas de superficie: en aspiración, si la bomba se sitúa por encima del nivel del líquido a bombear y en carga, si la bomba se encuentra en el mismo nivel o inferior que el líquido a bombear.

¿Qué rendimiento debe tener la bomba?

Caudal nominal (Q)

El caudal nominal es el volumen de líquido requerido en un tiempo determinado. Se expresa normalmente en litros/minuto o m3/hora.

Altura manométrica total (Hm)

La altura manométrica de la instalación es la altura total de elevación del líquido. La suma de la altura de aspiración (Ha) más la altura de impulsión (Hi)
Se denomina altura geométrica (Hg). Esta última sumada a las pérdidas de carga es la altura manométrica (Hm).

Pérdidas de carga:
Son las pérdidas de altura del líquido por el rozamiento con la tubería. Estas Pérdidas aumentan con la rugosidad, longitud de la tubería y el caudal que pasa por ella. Y se reducen si aumenta el diámetro de tubería. También contribuyen a aumentar las pérdidas de carga los obstáculos como reducciones, ampliaciones, válvulas o codos (pérdidas singulares).

Se establece que las pérdidas de carga debidas a codos de 90o equivalen a 5 metros lineales de tubería y las debidas a válvulas a 10 metros.

Según lo dicho se recomienda no sobrepasar unas pérdidas de carga del 4% (datos de la tabla de la página siguiente). Especialmente, para favorecer el trabajo de la bomba se recomienda instalar tubería de diámetro superior en el lado de aspiración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *